Este material se obtiene a partir del encolado a presión de pequeñas virutas de madera o serrín, variando sus características  dependiendo del tamaño de las virutas y del adhesivo empleado para unirlas.

     Podemos suministrarle en varios gruesos aglomerado estandar, hidrófugo e ignífugo.

  • El aglomerado estandar se puede pintar pero siempre utilizando tapaporos o pinturas especiales. Es adecuado para ambientes secos, ya que no resiste bien ni la humedad ni el fuego.
  • El aglomerado hidrófugo (con su característica coloración verde) presenta una mayor resitencia en ambientes húmedos, ofreciendo mayor durabilidad.
  • El aglomerado ignífugo contiene aditivos que le confieren una alta resitencia en caso de inciendio aportando así mayor seguridad. Las partículas que contiene le dan un color rojizo.

 

Aglomerado Estandar

Aglomerado Hidrofugo Aglomerado Ignifugo
Estandar Hidrófugo Ignífugo